Cuando escogemos un par de aretes, solemos hacerlo con base en nuestros gustos y estilo. Sin embargo, debemos tener cuidado de no irnos por cualquier opción solo por “lo bonitos que son”, ya  que así como pueden aportar ese toque único a tu look, también pueden arruinarlo por completo.

Los aretes forman parte de los accesorios que usamos para complementar nuestro outfit. Por eso hay que tomar en cuenta varios factores a la hora de escoger, tales como la ocasión para la cual te vistes, si es de día o de noche, si llevas el cabello corto o largo así como el peinado que lucirás, y el aspecto más importante: qué le queda mejor a tu tipo de rostro. En este post encontrarás todo lo que necesitas saber al respecto.

Aretes ideales según la forma del rostro

Para el rostro ovalado

Es considerado el rostro perfecto ya que puede usar todas las formas y todos los estilos le van bien. Si este es tu tipo, solo debes tener en cuenta la proporción del pendiente que usarás en relación al tamaño de tu rostro.

Para el rostro cuadrado

Evita los aretes rectangulares y cuadrados, puesto que marcarán tus rasgos; evita también los grandes que no cuelguen. Los zarcillos alargados, ovalados, con forma de gota o chicos, al igual que las argollas, son los ideales para ti.

Para el rostro redondo

Los diseños alargados –ya sean ovalados, lineales o rectangulares– son los más recomendados. Evita a toda costa los pendientes con forma circular o tipo botón así como los grandes que no cuelguen para evitar acentuar la redondez de tu rostro.

Para el rosto rectangular o alargado

Los rostros alargados ganan equilibrio con los aros pequeños y voluminosos en los laterales, lo ideal son los diseños redondos y las argollas. Evita usar zarcillos largos y finos ya que tienen la forma de tu rostro.

Para el rostro triangular invertido o en forma de corazón

Se recomienda usar aretes con forma angular, cuyo tamaño adicione volumen siempre en la parte inferior del rostro. En pocas palabras, evita los que tienen forma de triángulo invertido, es decir, los que terminan en punta y son más anchos en la parte superior.

Para el rostro en forma de diamante

En este tipo de rostro las mejillas son más anchas que la frente y la barbilla. En general, puedes usar todo tipo de modelos.

Este tiende a ser un rostro grande por lo que preferiblemente debes lucir prendas dramáticas.

Aretes ideales según  tu corte de cabello o peinado

Recuerda que tu guía principal debe ser lo que más le favorece a tu rostro. Aclarado el punto, estas son algunas recomendaciones de yoamoloszapatos.com para escoger tu par ideal con base en el estilo de cabello que llevas.

Para peinados recogidos

Selecciona piezas alargadas que integren cadenas, piedras o brillantes si quieres una apariencia más llamativa –para la noche o un evento formal, por ejemplo–. Por otro lado, opta por pendientes pequeños pero llamativos si quieres algo más sutil (ideal para los peinados semi-recogidos).

Fuente: yoamoloszapatos.com

Los ear cuff o aretes solitarios van muy bien con los recogidos y le dan ese toque chic a tu look; solo deja los brillantes y llamativos para la noche y los más sencillos o delicados para el día.

Para el cabello corto

Los zarcillos muy grandes en las chicas de cabello corto pueden restar atención a su rostro, así que es mejor optar por modelos sencillos y sutiles que ayuden a acentuar tu rostro sin opacarlo.

Fuente: yoamoloszapatos.com

Para el cabello medio

Esta es la longitud ideal para usar cualquier modelo. Escoge algunos que sean llamativos o delicados según la ocasión y forma de tu rostro.

Fuente: yoamoloszapatos.com

Para el cabello largo

Si llevas el pelo suelto, solo tienes que elegir aretes llamativos que posean una superficie lisa para evitar que se enganchen en el cabello, de lo contrario, opta por un peinado que aleje el cabello del rostro para lucirlos bien y evitar enredos.

Fuente: yoamoloszapatos.com

#MujerInspírate

¿Que Opinas?

Comentarios