Creo que para poder “querer” verdaderamente a alguien tenemos que querernos primero a nosotras mismas. ¿Por qué? Muy simple, porque si no lo hacemos, empezaremos a buscar aceptación, afecto y aprobación en lugares, momentos y personas equivocadas, poniendo en juego nuestra dignidad, autoestima y principios, los cuales juegan un papel muy importante en nuestras vidas.

Quererse a sí misma es un reto muy grande y una decisión muy importante, más aún en la sociedad que vivimos hoy, donde somos tan bombardeadas de materialismo, perfección y superficialidad.

Entiendo que hay muchas situaciones que nos llevan a no querernos, pero eso no significa que tengamos que quedarnos ahí. Hoy tienes la oportunidad de volver a empezar modificando el presente para tener un mejor futuro.

Por esa razón, hoy te invito a empezar desde cero con estas prácticas sugerencias:

  • Mírate al espejo con más amor.
  • No te critiques de forma destructiva.
  • Cuida tus palabras.
  • Respeta tu cuerpo.
  • No te veas como un fracaso.
  • Escribe lo que amas de ti.
  • Cuida tu corazón.
  • Controla tus emociones.
  • Piensa positivo.
  • Acéptate tal cual eres.

Creo, entonces, que la pregunta perfecta para saber si necesitas aplicar estos preceptos en tu vida y empezar a hacerlo, sería: ¿te quieres?, o ¿no te quieres? Recuerda ser honesta contigo misma.

La decisión de ser feliz es absolutamente tuya.

¿Que Opinas?

Comentarios