En nuestro post pasado hablamos de la importancia de conocer tu tez, tu tono o subtonos de piel y tu tipo de cutis como factor fundamental para aprender a escoger los productos de maquillaje más adecuados y favorecedores para ti, además de ofrecerte una serie de tips para ayudarte a descubrirlos. Si ya estás clara en el asunto, entonces pasemos al siguiente paso y ya deja de despilfarrar –de una vez por todas– tu dinero en productos que no te sientan y nunca usarás; y si aún desconoces cuál es tu tono, subtonos y tipo de piel, haz clic aquí para averiguarlo.

Ahora sí, ¿qué colores le van bien a tu tez y tono o subtonos de piel al momento de maquillarte?, veamos:

Fuente: Pinterest.

Si tienes tonos fríos…

Los labiales con tonalidades azules o moradas son para ti. Evita los colores anaranjados y los colores que sean demasiado claros porque harán que te veas como una persona pálida. En cuanto al rubor, vete por los tonos rosados, ya que complementan los rojos, azulados y rosados en la piel fría, dándole así vida a tu piel. En cambio, para las sombras, busca colores que te sumen calidez, porque si usas tonos fríos, puedes verte pálida.

  • Si tu tez es clara o blanca: En labiales inclínate más hacia los colores frambuesa, moca o neutros. En rubor, prueba un color rosado claro. En sombras, opta por tonos grises, rosados y verdes.
  • Si tu tez es media o apiñonada: En labiales busca tonalidades de color vino o arándano. En rubor, intenta usar un color rosado brillante. En sombras, vete por tonos rosados o duraznos.
  • Si tu tez es oscura o morena: En labiales busca tonalidades metálicas en rojo rubí o un color vino profundo. En rubor, prueba usar un color baya; también puedes lucir genial en tonos mandarina con subtonos rosados. En sombras, busca colores brillantes que destaquen en contraste con tu piel.

Si tienes tonos cálidos…

Opta por labiales en colores rojos y anaranjados; una buena opción son los colores corales, duraznos y rojos brillantes. En cuanto al rubor, los colores cálidos y vivos son los mejores para ti, así que elige los colores con base de color anaranjado.

  • Si tu tez es clara o blanca: En labiales prueba el rojo con un subtono azul (esto también hará que tus dientes se vean muy blancos), coral, rosa pálido o uno neutro con un color durazno. En rubor, opta por un color durazno claro o tonos bronce. En sombras, opta por tonos tierra y colores bronce.
  • Si tu tez es media o apiñonada: En labiales elige un rojo cereza, rosa, malva, coral o baya. Intenta usar un color mandarina, rojo anaranjado, cobre o bronce. En rubor, usa un color albaricoque, malva, anaranjado, durazno, bronce o baya. En sombras, prueba usar un color bronce, rosado profundo y durazno.
  • Si tu tez es oscura o morena: Elige labiales de color marrón, cobre, bronce, morado, caramelo, ciruela o vino. En rubor, intenta usar un rojo ladrillo o mandarina; el fucsia también puede verse bien en tu piel. En sombras, busca morados intensos, azules brillantes, verdes esmeralda y vino tinto.

Si tienes tonos neutros…

¡Felicidades! La mayoría de los colores te quedarán bien, así que tienes libertad para jugar con la paleta de colores. Sin embargo, puedes empezar por estas combinaciones:

En labiales, intenta jugar con tu tez usando colores más oscuros y contrastantes si tienes la piel blanca o pálida. Usa colores corales o duraznos si tienes la piel oliva, media o bronceada (apiñonada). Asimismo, inténtalo con colores profundos y vivos –como el color baya o vino– si tienes la piel oscura o morena.

  • Si tu tez es clara o blanca: En rubor, prueba primero los tonos rosa. En sombras, juega con tonos tierra y metálicos.
  • Si tu tez es media o apiñonada: En rubor, comienza con los colores duraznos. En sombras, juega con los tonos tierra y bronce, rosados y duraznos.
  • Si tu tez es oscura o morena: En rubor, opta por colores profundos y vivos. En sombras, juega con los colores vivos y oscuros.

Fuente: con información de wikihow.com.

#MujerInspírate

¿Que Opinas?

Comentarios