Quizás a algunas se les dé más sencillo que a otras la interacción en una cita, sin embargo, la mayoría de las mujeres suele ser presa de los nervios a la hora de salir con alguien por primera vez.

Esta realidad muchas veces las lleva a sobre-actuar para terminar mostrándose como algo que no son o peor aún, a enviar señales erradas; todo por no saber comportarse o actuar con naturalidad.

Que quede claro: no hay nada mejor que ser tú misma más allá de los intereses que tengas, la persona que te acompañe o la circunstancia en la que te encuentres.

En esta ocasión, hemos enumerado una serie de comportamientos comunes que muchas mujeres adoptan en la primera cita y que –a los ojos de ellos– terminan por dejar una mala impresión de nosotras. La idea es que los evites para darte la libertad de ser genuina.

1. El apego al teléfono

Sabemos que, al principio, toda primera cita puede tornarse un tanto incómoda y quizás cueste romper el hielo para entrar en una conversación más confianzuda; pero ¡por favor!, evita esa terrible costumbre de sumergirte en tu teléfono cada vez que puedes para escribir al grupo de tus amigas o navegar en las redes sociales. Lo peor es que interrumpas constantemente la conversación que estás teniendo con el chico por atender el móvil, así que esfuérzate por apartarlo un par de horas. Considéralo una muestra de respeto hacia la otra persona.

2. No mostrar interés en la cita

Si un hombre te invitó a salir es porque desea conocerte y saber más de ti. Quizás en medio de la cita descubras que no tienen afinidad y deje de interesarte, pero eso no implica que pierdas interés en la cita. Así como a ti no te gustaría que te hicieran pasar un mal rato o te den a entender que aburres, nada te cuesta ser cordial y amena para disfrutar la velada como dos personas adultas y maduras, aunque sepas que no volverán a salir.

3. Hablar demás

Está bien que seas extrovertida y conversadora, pero tampoco le quites a tu cita la oportunidad de hablar y ser escuchado.

Por otro lado, hablar demás también implica caer en contar la historia de tu vida o el motivo –con lujo de detalles– que llevó a su fin cada relación amorosa que tuviste.

Amiga, es una primera cita y se trata de pasarla bien. Si las cosas caminan entre ustedes, ya habrá más tiempo y confianza para hablar de esas cosas.

4. Interrogarlo

Así como no es bueno sacar a colación la historia de tu vida en la primera cita, tampoco pretendas sacarle a él todo lo que ha vivido –y lo que no– a punta de preguntas.

Procura preguntar solo lo apropiado, siempre y cuando quepa en el contexto de la conversación para que no pases por imprudente. Recuerda que cualquier tipo de interrogatorio tiende a incomodar y no estás haciéndole una evaluación al chico (o al menos no de ese modo).

5. Ser vanidosa

Sí, nos gusta vernos bien, cuidarnos de no tener el maquillaje corrido, rastros de comida entre los dientes o el cabello despeinado; pero evita estar mirándote en el espejo o en el teléfono cada cinco minutos. De lo contrario, darás a entender que te importa más tu aspecto personal que la cita que estás teniendo.

6. Mostrarte «demasiado buena» o inalcanzable

Está bien que tengas confianza en ti misma y te des tu valor, pero cuídate de no estar rozando los límites de la arrogancia, pues, quieres mostrarte segura, no intimidar a tu cita.

7. Ser hipócrita

Cuando sentimos mucho interés por alguien, solemos preocuparnos en extremo por darle una buena impresión o hacer que se interese en nosotras. Esto hace que algunas mujeres finjan tener cosas en común con la otra persona, todo sea por cautivar.

No temas ser honesta con tu cita en cuanto a las afinidades que comparten y a las diferencias que tienen, porque si hay algo que ellos odian en una mujer que les atrae es que finjan ser algo que no son.

8. Ser controladora

Está bien que desees decidir a dónde irán, dividir gastos, tomar tu propio taxi a casa y prever cada detalle de la cita; pero si la persona con quien saliste insiste en ser caballero, halagarte y sorprenderte, entonces déjate querer un poco y no le mates la ilusión ni le impongas tu manera de hacer las cosas. Créeme, no vas a dejar de ser una mujer independiente porque un día no pagues tú la cuenta (por mencionar un ejemplo).

9. La incapacidad de sostener una conversación interesante

Está bien hablar de hobbies, música, películas y series; pero si hay algo que ellos aman es poder sostener una conversación interesante con una mujer sobre algún tema de relevancia actual o bien, simplemente saber que eres una chica centrada y proyectada, con objetivos a futuro.

10. Enviarle señales confusas

No hay algo más frustrante para ellos que las señales confusas.

Si el chico te agrada, en vez de hacerte la difícil, no temas demostrarle tu interés por seguir conociéndolo o bien. Ahora, si sientes que no tienen nada en común, háblale claro y no alimentes falsas esperanzas en él.

¿Te gustaría que alguien te hiciera perder tu tiempo? No, ¿verdad? Pues, a ellos tampoco les agrada.

Así que ¡relájate! La próxima vez que salgas con alguien por primera vez procura disfruta el momento y no temas ser tú misma. Así las cosas fluirán con naturalidad.

#MujerInspírate

¿Que Opinas?

Comentarios