Hace unos días, una pregunta retumbaba en mi mente constantemente: “¿por qué ser una copia? cuando nací para ser auténtica”. Por ello, decidí escribir este artículo, para crear conciencia sobre ese valor que se ha venido desvaneciendo.

Entonces, ¿qué es ser auténticas?

Es, ser legítimas, naturales, reales, sinceras, genuinas y creíbles. ¡Wow! Qué poderoso es el significado de esta palabra, ¿no? Entonces ¿en qué momento nos desviamos tanto de ser auténticas? Exactamente en el momento que dejamos de creer que nacimos para algo especial y diferente. También en el momento que nos ausentamos de nosotras mismas para vivir, actuar, hablar, vestir, pensar, como otras personas. En pocas palabras, cuando decidimos seguir las influencias sociales antes de creer que tenemos un diseño original, único y especial.

Tristemente, para estar “in” en la sociedad actual, tienes prácticamente que ausentarte de tu esencia y reducirte a ser quien te dicen que debes ser; cómo debes vestir, qué comprar, qué tener, dónde vivir, cómo tener tu cuerpo, qué comer, qué hacer y un largo etcétera… De lo contrario, serás rechazada y no formarás parte de la tendencia.

¡Olvidémonos de las tendencias por un momento y empecemos a ser únicas, originales y reales! Esto es lo que nos hará ser mujeres felices y exitosas.

Vemos todo el tiempo a los personajes influyentes de la sociedad, como los artistas, futbolistas, actores, modelos y presentadores, expresar su descontento con la vida que llevan, porque simplemente son los muñecos de los poderosos en el mundo. Te podría dar nombres específicos, pero mejor investígalo tú, leyendo sus historias, pues, son muy públicas. Si tener dinero, una posición, un mejor trabajo, más aplausos o un estatus, significa sacrificar tu esencia, creo que sería mejor pensarlo dos veces.

Pensándolo bien, lo más importante en la vida no es la cantidad de seguidores que tengas en tus redes sociales, ni los likes que te den en una foto, ni los aplausos que recibas de millones. Lo realmente importante en esta vida es ¡ser auténticas!, y poder explotar ese propósito para el cual nacimos, porque es en el propósito donde la vida cobra sentido y donde realmente se encuentra la plenitud que todas anhelamos.

Me impresiona cada día más ver un mundo lleno de clones, ver personas desperdiciando su esencia real por tan solo aparentar lo que no son.

Yo creo que Dios te creó con talentos y dones especiales, así que si quieres ser exitosa debes preguntarse en este momento: ¿Estás siendo una copia?, ¿sabes quién eres?, ¿para qué estás en la tierra?, ¿conoces tu propósito?, ¿eres auténtica? No podemos seguir siendo permisivas con esto y debemos buscar hoy, dentro de nosotras, el valor propio que tenemos: la autenticidad, eso que Dios puso en nosotras cuando se inspiró y nos dio aliento de vida.

No busques más afuera, las respuestas solo las encontraras en ti.

¡No más copias!, te invito a que seas tú misma. ☺

¿Que Opinas?

Comentarios