La reinvención –como en el caso de la oruga– es un proceso continuo, aunque parezca que avanzamos poco a poco. Empiezo de esta manera porque, en aras de reinventarte, necesitas cultivar una actitud serena y calmada ya que del afán, solo queda el cansancio.

Un factor clave en el proceso de reinventarte es potenciar el amor por el aprendizaje, pues, estarás constantemente descubriendo y aprendiendo cosas nuevas. Por eso, saborea tus experiencias de vida para que alimenten tu alma y le den rienda suelta a tu creatividad.

El cómo darte cuenta de la necesidad de reinventarte es una respuesta que vive en ti. Para la mayoría de las mujeres, es una decisión que viene dada por sus circunstancias.

¿Conoces a J. K. Rowling, la autora de las conocidas obras de Harry Potter? En su biografía, Rowling cuenta que comenzó a escribir las historias que viven en su mente a raíz de la pérdida de su madre y su insatisfacción con el trabajo. En definitiva, ¡la reinvención nace en momentos de crisis!

Ahora, ¿cuáles son las crisis de vida más comunes que llevan a una reinvención?

  • El nacimiento de los hijos
  • Enfermedades físicas
  • Deterioro en la salud mental
  • Una ruptura amorosa
  • La decisión de emigrar
  • La pérdida de un ser querido

Si estás atravesando por alguna de estas circunstancias o simplemente reconoces que necesitas una reinvención en tu vida, hoy quiero hablarte de algunos puntos que debes considerar en el proceso.

Elementos vitales a la hora de reinventarte

Evalúa tus creencias limitantes

El sistema de creencias se refiere a la explicación que damos acerca del porqué ocurren las cosas. Se trata de todos aquellos miedos –conscientes o inconscientes– que viven en nosotras e influyen en nuestras palabras y acciones.

Ahora bien, ¿cuál es el miedo más grande que vivimos los seres humanos? De acuerdo a Brené Brown, autora e investigadora en el campo del trabajo social, es el miedo a ser vulnerables.

“Podemos escoger ser valientes o escoger vivir en la zona de confort, pero no podemos tenerlos ambos. No al mismo tiempo. Ser vulnerables no es ganar o perder; es tener la valentía de presentarte y dejarte ver cuando no controlamos el resultado final. La vulnerabilidad no es debilidad; es reconocer nuestra valentía”. (Brené Brown, 2015. Rising Strong).

Ten ayuda al momento de emprender

El error más común que cometen los emprendedores al reinventarse es asumir múltiples roles. Al iniciar un negocio sin ayuda, se asumen cargos en el área de marketing, finanzas, y operacional.

El problema es que las estadísticas demuestran que un 75% de los negocios pequeños no llegan a los dos años de vida.

He aquí la importancia de rodearte de personas que puedan asesorarte en tu proyecto.

Recuerda, una reinvención puede tomar tiempo en materializarse. Mantén el norte –aun cuando quieras desistir– porque los resultados valdrán la pena. En los momentos de desánimo, busca la compañía de tus seres queridos para recargar tu energía vital y continuar tu camino a paso lento ¡pero seguro!

#MujerInspírate

¿Que Opinas?

Comentarios